María José Barquero Terapia psicológica en infertilidad Murcia

Hola, soy María José y estoy aquí para ayudarte si sientes que la infertilidad te está borrando la sonrisa.

Al igual que tú también he pasado por la infertilidad. ¡Qué duro es! ¿verdad que sí? 4 años hasta poder ver mi primer positivo en una analítica. Ni siquiera en un “pipitest”. Y por supuesto pasando por Reproducción Asistida. Ahora agradecida hasta decir basta, ya que esto me permitió estrenarme como madre y disfrutar de la crianza de una niña maravillosa, sana y fuerte. ¡Lo que yo quería toda mi vida! ¡Lo conseguí!
Yo ya me sentía feliz así, pero la vida me tenía preparada una sorpresa y antes de que mi hija cumpliera el año de edad, un día de la madre, me enteré que estaba otra vez embarazada. Mi primer test positivo, una rayita apenas perceptible. Muchas semanas con una incertidumbre y un miedo atroz. Miedo a que no saliera bien. Miedo a que todo acabara. Pero no, todo fue bien y nació mi segunda hija, otra maravillosa hija, sana y fuerte también. Agradecida a la vida por este regalo. Agradecida de nuevo. POR SIEMPRE.
Ahora miro atrás y recordando y escribiendo esto aún me emociono. Fue mucho camino recorrido. Muchos altibajos. Muchas ilusiones que se perdían entre lágrimas, muchos momentos malos. Y muchos buenos también. Aprendí muchísimo sobre mi cuerpo y sobre mí. Fui a terapia.  Me hice más fuerte. Aprendí a no perder la perspectiva sobre otras cosas importantes y maravillosas que tenía en la vida. A valorar aquellas cosas que seguían haciéndome feliz. Y por ese camino conocí a personas maravillosas también. Compañeras que recorrían el mismo camino y nos acompañábamos para no sentirnos solas.
Cuando estaba en medio de todo este lío me prometí que una vez saliera iba a ayudar a otras mujeres que estuvieran pasando por lo mismo, desde mi profesión, con mi experiencia.. Y por eso estoy hoy aquí. Para ayudarte a ti y a todas esas mujeres que al entrar en este camino inhóspito, lleno de oscuros senderos y rocas inmensas,  se sienten perdidas y quieren que les acompañe. Puede ser un camino más o menos largo. Con más o menos piedras… puede que te sientas fuerte y tengas energía suficiente para caminar por él. Que te caigas y te vuelvas a levantar. Pero si en algún punto de ese camino sientes que no puedes más, te sientes sola y sientes que necesitas ayuda, te ofrezco mi mano para recorrerlo juntas.
No te prometo un embarazo (ojalá pudiera), pero sí que sea cual sea el camino que recorras, te sentirás acompañada, comprendida, escuchada y haré lo que esté en mi mano para que no te falte esa  energía tan necesaria en estos momentos. Y trabajaremos para intentar que nunca pierdas la sonrisa y las ganas de disfrutar de las otras partes de tu vida.
María José Barquero Terapia psicológica en infertilidad Murcia

TRES VALORES IMPORTANTES PARA MI

w

LA PRIVACIDAD

Tu privacidad es una de las cosas más importantes para mí. Nadie sabrá que estás haciendo terapia conmigo, al menos que tú se lo digas. Lo que pasa y se dice en la sesión, se queda en la sesión. Da igual que tengamos alguna persona en común o que seas una persona pública. Seas quien seas, tu información siempre estará a salvo conmigo.

j

LA FORMACIÓN CONTINUA

Como dijo Sócrates: Sólo sé que no sé nada. Así lo siento yo. Cuanto más aprendo más me doy cuenta de lo que desconozco. Creo que la formación continua es un pilar importantísimo para ser una excelente profesional y seguir creciendo. Honestamente te diré que no lo sé todo de Infertilidad (eso es imposible), pero estoy en constante formación para ser mejor cada día.

LA EMPATÍA

Cada persona recorre un camino. Es fácil juzgar el camino de otros y tan difícil recorrerlo… Si hubiera más empatía por el mundo todo sería mejor. En terapia resulta muy importante porque cuando logras empatizar con quien tienes enfrente y lo haces sentir así ya hay un gran recorrido hecho. El haber pasado por una experiencia similar a la de mis pacientes me permite empatizar más con ellas yen la forma en la que se desarrolla la terapia.

MI VIDA PERSONAL

Siempre he tenido las ideas claras de lo que quiero y cuando quiero algo voy a por ello y me esfuerzo y trabajo mucho para conseguirlo. De ahí la frustración durante mi período infértil. Por más que hiciera (vitaminas, yoga, reiki, meditación, alimentación sana, ejercicio, acupuntura, el pino puente…), no podía conseguir mi objetivo. ¿Hay algo más frustrante?
Desde niña siempre he sabido que quería ser madre. ¡Lo que no sabía es que me iba a costar tanto! ¡Por Dios!
Me encanta el otoño, la chimenea y las castañas. Disfruto de una buena conversación con mi gente. Me encanta reír.
Amante de la vida sencilla. Menos es más. Disfruto en la naturaleza, con la familia y los amigos.

MI VIDA PROFESIONAL

Estudié Psicología y cuando terminé hice un Máster en Psicología de la Salud en la Universidad de Murcia. Gracias a las prácticas de este Máster me quedé trabajando en la Asociación ADAHI Murcia, de la que sigo formando parte y a la que le estoy tremendamente agradecida por acogerme, enseñarme tanto y permitirme conocer a gente maravillosa: mis compis-amigas para siempre.
Soy Psicóloga Sanitaria. Además de habilitada por estar trabajando en un centro sanitario antes de Octubre de 2014, por cursar el Máster de Psicología Sanitaria en la Universidad de Murcia, donde Realicé un Trabajo de Fin de Máster sobre infertilidad.
Me formé como educadora de masaje infantil y fue una formación que dio un giro a mi forma de ver y entender la maternidad y la crianza y sentí que ese era mi camino profesional. Así que continué mi formación por ahí.

Curso de Experto Universitario en Psicología Perinatal 

Miembro del COP de Murcia.

Número de Colegiada: MU02580.

Psicóloga General Sanitaria

Terapeuta EMDR (Nivel 1 y 2).

 Me encataría ayudarte

Llegadas hasta aquí sólo puedo decirte que si sientes que no puedes más, que esta situación te está quitando el sueño y la felicidad, si sientes que tu vida de pareja ha perdido la magia, que no te ilusionan las mismas cosas que antes te hacían vibrar, que quedar con tu familia o amigos te genera tristeza, miedo, malestar… Si sientes que estás dejando de ser tú… llámame y concertamos una cita. Te escucho, te entiendo.